miércoles, 17 de octubre de 2012

Pega a los niños en el parque


Te consideras una madre moderna, de esas como te hubiera gustado a ti tener. Una madre, trabajadora, activa, culta y sobre todo BUENA MADRE. Tienes una niña preciosa, monísima, que es la flor de vuestra casa, pongamos que se llama Juanita. Bonica, simpática, con solo 5 añitos!! Y habla… habla por los codos, se gana a todo el mundo por su piquito de oro! De siempre ha sido un poco inquieta pero en eso le ha salido a su madre, con inquietudes! Si es que es mas mona… se te cae la baba mientras la ves jugando en el parque…  “¡Mira Mamá!” Vés como tu hija te saluda y acto siguiente le pega un tirón en la coleta a la niña de al lado, la cual baja del columpio en línea recta, ¡sin esperar a que ponga las manos! Tu guardas la calma, respiras y piensas “no pasa nada, se lo explicaré como buena madre que soy, tranquilamente” mientras la otra niña llora… le dices: cariño, no se pega a los demás niños, hay que compartir, si tu quieres montar en el columpio se lo pides y ella te deja ¿ verdad Pepita? La amiga asiente con cara de decir “¡tu hija es mala, muy mala!”. En fin, “cosas de niños” piensas, así que te vas  directa a sentarte al banco “¡QUE BUENA MADRE SOY!”, tu ego no cabe en ti, ya quisieras tu que de pequeña te hubieran explicado así las cosas, con esa tranquilidad, con ese saber estar, con esa madurez… No te ha dado tiempo a sentarte cuando oyes ¡BUAAAAAAAAAAA!, otra vez tu hija te mira con la coleta de la niña en la mano, arrastrándola por el suelo… De pronto sientes cómo te conviertes en omaita de los Morancos y sale de dentro de ti todos los “demonios encendidos” ¡AHORA SI! Ahora si que se va a enterar, de la A la Z, se acabaron las moderneces: Juanita ven pa’cá ahora mismo!, que te pienso poner las coletas del revés, te vas a enterar de lo que vale un peine, 5 semanas sin ver la tele, además se acabaron los dibujos, y cuando se lo diga  a tu padre verás…! Lo que vino a continuación lo obviamos, pero sería merecedor de cualquier drama griego (infantil eso si)….

Bueno, vamos a hacer una batida de ideas como siempre para ver qué opciones tenemos.

  • Castigarla dos semanas sin ir al parque, y una sin dibujos (que además esos dibujos japoneses seguro que tienen la culpa de la agresividad de tu niña).  Vale, seguramente aprenderá a vivir sin parque y sin dibujo, y ¿después que?
  • Apuntarla a los Boys Scout. De siempre han sido un referente en valores. “Ellos sí que sabrán educarla para que aprenda a compartir”
  • Darle una charla (powerpoint incluído) sobre la agresividad humana y sus connotaciones. Di que sí, que se noten los estudios.
  • Explicación – consecuencias – comprobación. O lo que es lo mismo ¿Qué hacer para ser una madre moderna sin perder los papeles y convertirse en un demonio encendido y además conseguir que tu niña entienda y no lo haga más? Veamoslo.


Se podría resumir en los siguientes pasos:

  1. Está genial eso de explicar, de hecho es muy necesario, pero para los niños/as no son suficiente las explicaciones. Muchas madres dicen "yo se lo explico pero parece que no lo entiende", es que  es importante  RECORDAR:  Las explicaciones son necesarias pero no suficientes.
  2.  Consecuencias. Si las palabras no van acompañadas de consecuencias no hay nada que hacer. Es decir en el caso de la madre moderna que antes hemos explicado pues las consecuencias pueden ser sentarse 5 minutos al lado tuyo sin poder jugar con los demás niños. Y si la cosa se pone muy fea advertirle que si sigue así os iréis del parque (y por supuesto cumplirlo). Otro día haremos una entrada sobre los castigos.
  3.  Dar oportunidad de rectificar. Es importante que después de que haya una consecuencia y la haya cumplido, tengamos la oportunidad de comprobar si lo ha entendido. ¿cómo? Pues por ejemplo volviendo al parque al día siguiente y antes de llegar explicarle que esperamos que juegue tranquilamente y comparta los columpios con los demás niños, si no, ya sabe qué consecuencia le espera.



Prohibido, Nunca, Never

Utilizar el castigo físico. ¿pretendemos decirle a nuestra hija que no pegue y nosotros le damos un cachete?  Eso es como cuando un padre le dice a su hijo adolescente que no fume y él continúa fumando. NO TIENE SENTIDO.

Nunca usar castigos eternos. Es decir, dos semanas sin ir al parque, dos semanas sin tele,… sólo sirven para que aprendan a vivir sin ello y además no dan la oportunidad de aprender. Para poder rectificar ¡HAY QUE DAR OPORTUNIDADES!


Más vale prevenir

Para que los pasos anteriores funcionen es importante combinarlos con refuerzos. Esto es, cuando haya ido al parque y lo haya hecho sin pegar a nadie es importante premiarla ¿cómo? A veces un simple mensaje y un beso basta “cariño estoy muy orgullosa de ti, me gusta mucho verte cuando sabes compartir con los demás niños”


Me gustaría cerrar hoy la entrada con un vídeo muy bonito que nos demuestra que los niños "nacen" compartiendo, entonces, ¿qué es lo que nos vuelve egoísta después? ¡Ala a reflexionar!