jueves, 22 de noviembre de 2012

No entiende la separación de sus padres



Vais en el coche tu hija y tu, es tarde ya y está lloviendo. Le acabas de recoger ya que ha pasado la tarde con su padre. Piensas que todo está siendo difícil y supones que todavía más para tu hija. “Ella es la que menos culpa tiene de todo esto” piensas. Llevas dos semanas separada del que ha sido tu marido durante varios años, y juntos tenéis en común a vuestra hija, el único lazo que áun os conecta. Ya le has explicado que papá y mamá se van a separar, que ya no van a vivir juntos en la misma casa, y parece que lo ha entendido. Al menos se ha despedido sin problemas de su padre y ahora mismo está sentada en la parte de atrás del coche:

- “Mamá, ¿es que ya no le quieres?” te dice tu niña.
- “A ver, cariño, no lo quiero como marido pero si lo quiero como tu padre” le dices intentando abordar el tema de una manera comprensible.
- “Ya, pero entonces, si no lo voy a ver más ¿me va  a seguir queriendo?” vuelve a preguntar impaciente.
“Cariño, vas a seguir viendo a tu padre y te va a seguir queriendo, solo que él va a vivir en otra casa…” Esto está siendo más complicado de lo que pensabas.
“ah, vale,…creo que ya comprendo… entonces ¿Cuándo vuelve papá a vivir con nosotros?”  Y ya, ante este comentario en tu cabeza suena un “crujido”, ya no sabes lo que hacer…


¿Qué hacer? Lluvia de ideas:

  • Frenamos el coche y le decimos con acento caribeño en plan telenovela: (suena música dramática de fondo) “cariño tu padre, Luis Alfredo,  no va a vivir nunca más con nosotros”. Tu hija se desmaya… (si, no me miréis así, eso pasa en los culebrones ¿no?)
  •  Frenamos el coche y le decimos en plan maruja: “¿qué te ha dicho tu padre eh? Seguro que anda con esa pelandrusca que se ha echado de novia, ¿la has visto? ¿es más guapa que yo? Andaaaaaa seguro que es una pilingui, ¿has visto cómo viste?...” NO COMMENT.
  • Seguimos con el coche como si no hubiera dicho nada: ¿Has visto cómo llueve guapa?...” “ya mamá pero que digo que…” "¡He dicho que si has visto cómo llueve!”
  • Intentar volvérselo a explicar de otra forma para ver si va entendiendo la situación (¿Qué bien suena esto no?) Vamos a verlo:


Dejando ya a un lado el tono de humor (que me gusta a mi), vamos a intentar abordar un tema que genera muchos quebraderos de cabeza a los padres que pasan por una situación parecida. La separación es un proceso de cambio que no tiene por qué ser traumático pero como todos los cambios puede llevar su tiempo aceptarlo, y si no se hace con respeto y cuidado, puede repercutir perjudicialmente en los hijos/as..

Lo primero de todo ante una separación es que SIEMPRE, SIEMPRE tengáis claro que por mucho que os separéis vais a seguir siendo padre  y madre de vuestro hijo/a por lo que por el bien de él/ella tendréis que hacer un esfuerzo por entenderos como PADRES (no como pareja) y que sufra lo menos posible.
                                                                           
                                       
¿Cómo ayudar a que los niños/as entiendan la separación? Voy a intentar resumirlo en pocos pasos:

  1. Antes de poder explicar a nuestros/as hijos/as lo que está pasando y qué significa la separación es muy importante que ambos adultos (padre y madre) lo tengan claro. Se entiende por esto que se debe tener madurada la decisión por ambas partes, ya que  muchas veces, los padres dudan (como humanos que son) y después de haberles dicho que se estaban separando vuelven a juntarse,… y luego a separarse,… y luego a juntarse,… Amigos-padres-que-os-estáis-separando esto NO AYUDA NADA a que los niños/as entiendan una situación que ni vosotros entendéis. Por lo tanto parto de la base que la decisión está tomada, madurada y que de forma alguna es algo irrevocable a corto plazo.
  2. Una vez que ya habéis tomado la decisión lo ideal sería que ambos (papá y mamá) os sentarais con vuestro hijo/a  para explicarle qué está pasando. No siempre es necesario explicar cómo se ha llegado a ese punto pero sí darle un por qué. Un mensaje claro podría ser (lo pongo en plan telegrama):"Mamá y papá se van a separar. Papá y mamá ya no quieren vivir juntos porque no se llevan bien y es mejor que vivan en casas separadas. Es una decisión que tomamos los dos como adultos porque no queremos vivir juntos. En ningún caso es por ti.Tu no te preocupes porque vas a seguir viendo a papá y mamá cada poco tiempo (si sabemos ya la frecuencia se lo decimos). Papá y mamá te van a seguir queriendo igual. Vas a seguir viviendo en esta casa, seguir yendo al mismo cole y todo seguirá más o menos igual."
  3. Seguidamente es importante que le deis espacio para que pueda expresar sus sentimientos y que pueda preguntar todas las dudas que le vayan surgiendo. Esto dependerá de la edad del niño/a pero en general es necesario que exista ese momento de comprensión y afecto.
  4. Por último, no os desaniméis si veis que vuestro hijo/a parece que pregunta varias veces lo mismo o que alguna cuestión que pensaba que lo tenía claro vuelve a preguntarla. Es importante mantener siempre el mismo mensaje, ser constantes y no desesperar. La separación es un proceso que requiere su tiempo y cada niño/a también requiere su proceso por lo tanto paciencia y constancia.



Prohibido, Nunca, Never.

Transmitir a los niños mensajes contradictorios. Por ejemplo: padre le dice a niña que él quiere volver con mamá pero mamá no quiere, o mensajes como “cuando papá se encuentre mejor volveremos a vivir juntos”,… ¡prohibido! Tiene que ser el mismo mensaje por ambas partes, y si existen esperanzas de volver, por favor, sólo comunicádselo cuando ya esté decidido. Esto sólo crea incertidumbre al niño/a y más angustia si cabe.

Hablar despectivamente de su padre/madre. No se deben notar esos sentimientos porque es algo de adultos y por lo tanto si inmiscuis a vuestro niño/a dentro de vuestra “guerra” hacia vuestra ex pareja (en el caso de que exista) quien lo va a pagar, y a un precio alto, será vuestro hijo/a.

Es importante que si todavía existen dificultades en la relación entre papá y mamá que esto no se traspase al niño. Esto significa que si cuando habláis por teléfono, o en persona, discutís porque no estáis de acuerdo en algo, que NUNCA sea delante de vuestro hijo/a. LOS PROBLEMAS DE ADULTOS DEBEN DE QUEDAR ENTRE LOS ADULTOS.

En las visitas es importante dedicarle tiempo, escucharle, pero NUNCA intentad saber a través de él/ella lo que hace tu ex pareja. Si queréis usar a vuestro hijo como CORREO POSTAL o cómo ARMA ARROJADIZA corréis el riesgo de que se convierta en mensajero pagando un alto precio como desarrollar sintomatología psicopatológica al poco tiempo.


Más vale prevenir…

Es importante que, si ya la separación supone un cambio para vuestro hijo/a, que intentéis mantener su entorno lo más estable posible. Esto es, que continúe viviendo en la misma casa, con sus mismos juguetes, amigos, colegio, le ayudará a vivir con menos angustia la separación.

También resulta de gran importancia intentar mantener las mismas pautas disciplinares.  A veces los padres o madres, por temor a que los hijos/as tomen preferencia por el otro permiten que se comporten bajo unos patrones de excesiva tolerancia y permisibilidad. Sin embargo con esta actitud no se estará ganando su cariño y les estarán perjudicando en su desarrollo ya que no están recibiendo la educación adecuada.

Si queremos que nuestro niño/a comprenda la separación es de suma importancia que respetéis el programa de visitas o lo que hayáis pactado sobre las veces que lo vais a ver. Muchas veces los niños/as temen perder al padre/madre que no vive con ellos y si no cumplimos con las visitas aumentará la angustia de nuestro hijo/a. 

Algunos niños/as prefieren mantener la separación de sus padres en secreto. Es importante animarle a que lo cuente  con toda normalidad y que la separación de sus padres no tiene por qué afectar a su vida social. Sus amigos le quieren porque les gusta su compañía y juntos lo pasan bien.

También resulta de relevancia decirlo en el colegio ya que gran número de problemas podrían evitarse si se informara al tutor sobre la situación que está atravesando vuestro hijo/a. Problemas en el rendimiento escolar, faltas injustificadas en los adolescentes, son algunas de las dificultades más habituales. Un profesor es otro adulto de referencia que puede apoyar en el proceso.

Si alguna vez decidís rehacer vuestra vida sentimental (esto es que después de vuestro ex encontráis otra persona que puede llenar vuestra vida) es importante le transmitáis la idea a vuestro hijo/a que ésta nueva persona no será nunca su papá/mamá porque él ya tiene un papá/mamá. Sin embargo no entraremos en más detalles ya que este tema daría para una nueva entrada que quizá más adelante publiquemos. 


Fuente: Junta de Castilla y León. "Los hijos ante la separación. Guía de actuación"


Os dejo con un video que presenta una aplicación para el móvil o para la tableta que es un cuento para explicarle a los más pequeños la separación y que lo entiendan más fácilmente.