martes, 3 de diciembre de 2013

7 ideas para crear la rutina de dormir pronto


Es de sentido común pensar que dormir bien nos ayuda a encontrarnos mejor al día siguiente. Pero ¿es bueno tener una rutina horaria para irse a dormir? Al parecer en los niños/as sí que lo es. Un estudio de la Universidad College de Londres muestra que aquellos que no la tienen tienden a tener más problemas de conducta en el hogar y en la escuela. Pero no solo esto sino que,  en otro estudio de la misma Universidad, se demuestra que puede refrenarse el desarrollo de la capacidad cognitiva y puede perjudicar la salud en la vida adulta.

Dado que dormir bien es bueno para todos/as y uno de los temas más leídos es "no quiere dormir solo/a"  me he propuesto condensar en 7 claves o ideas para crear la rutina de dormir. Hay veces que el problema no es que vuestro hijo/a quiera dormir solo, sino que directamente no se quiere ir a dormir. ¿Que levanten la mano aquellas madres y padres que darían lo que fuera por decirle a vuestro hijo "a dormir" y que seguidamente se ponga el pijama y se acueste?.Pues ahí van 7 sugerencias que puede que os ayuden:


  • Misma hora todos los días.  Para crear una rutina  es importante hacer todos los días lo mismo.Parece obvio. Lo es. Pero es que si no marcamos una hora de dormir fija, acorde a su edad,  y la mantenemos no lograremos mucho.
  • Crea el ambiente o el entorno adecuado. Calma tu estado de ánimo, baja las luces, pon programas de televisión no excitantes, tómate una infusión mientras tu niño/a se toma el bibe... Si queremos que comprenda que es momento de relajarse nosotros tendremos que hacer lo mismo.
  • Ayúdale con  señales clave. No sólo vale con el típico "a dormir". Otras señales como su muñeco que le acompaña mientras duerme, mostrarle por la ventana cómo ha oscurecido,  dar las buenas noches a todos, cepillarse los dientes juntos, es decir, actividades u objetos que también le indiquen que llegó la hora.  
  • Relax si, activación no. Es decir, si después de cenar tu hijo/a quiere ponerse a jugar al fútbol o saltar en la cama o jugar a los videojuegos pues lo más probable es que después quiera hacer de todo menos dormir. Así que si no tiene sueño permítele que esté despierto pero sólo haciendo actividades relajantes o no activantes.
  • El cuento para dormir. Prueba a leerle un cuento en su cama todas las noches antes de acostarse. Esto reforzará vuestro vinculo y actuará cómo señal de que llegó la hora.Y si os gusta cantar, ¿por qué no cantarle una nana?
  • Crea un ritual o costumbre. Por ejemplo, cuando yo era chico mi padre me llevaba a darle las buenas noches a la luna, momento que yo disfrutaba  y me servía para saber que había que ir a dormir después.
  • Procura que tu hijo/a llegue con ¡ganas de dormir! Si ha hecho actividades físicas durante el día o si no ha dormido siesta son detalles que te ayudarán a que llegue la "necesidad imperiosa" de dejarse atrapar por los brazos de morfeo.



¿y vosotras/os, recordáis alguna actividad o costumbre que os ayudaba cuando teníais que ir a dormir?

Por último os dejo con un divertido vídeo de un niño bailando encima de la cama una canción de Pitbull (algo prohibiíiiiisimo a no ser que sea en fin de semana eh!) :)

lunes, 18 de noviembre de 2013

¿cómo hablar del abuso sexual con tu hijo/a? - La regla de kiko



Siempre se procura enseñar a los niños/as, que no deben montarse en coches de extraños ni aceptar regalos de desconocidos. Pero ¿Sabéis que gran parte de los abusos sexuales a menores vienen por adultos conocidos? El abuso sexual no es un tema que se hable con facilidad en familia y menos cuando los niños/as son pequeños. Sin embargo es importante prevenir este tipo de situaciones  para que tengan idea de qué hacer si sucede y cómo tienen que afrontarlo. 

Hace ya unos meses en la Asociación Quiero Creer, lugar donde trabajo, llegó a mis manos un cuento muy curioso a la par que sencillo. Se llama "Kiko y la mano"

Es inevitable sentir la tentación de explorarlo sólo con ver la portada. Esta llama la atención por el muñequito verde con ojos de pocoyo y una mano de colores que lo acompaña.

En cuanto lo abres descubres que la misma sencillez de los dibujos se mantiene en la narración de la historia. Una historia clara y concisa. Explica a modo de analogía que la mano puede proporcionarle muchas cosas, alegrías, cuidados, juegos siempre y cuando se respete una regla, un límite que no puede pasar, y ese es tocar dentro de la ropa interior. Y si eso sucediera debe contárselo a otro adulto. Esta es la "Regla de Kiko".

Este cuento, a pesar de ser cortito y escueto, trata cinco aspectos muy importantes para transmitir a los niños/as

1."Tu cuerpo es tuyo": debemos enseñarles que su cuerpo les pertenece y nadie puede tocarles sin permiso. 
2. Buena forma de tocar - mala forma de tocar: cómo establecer el limite de que no está bien que le miren o toquen en sus partes privada ni que un adulto le pida que toque las suyas. 
3. Secretos buenos - secretos malos: un secreto bueno sería por ejemplo una fiesta sorpresa y un secreto malo aquel que le hace sentir nervioso o incómodo, por lo que debe contarlo a un adulto de confianza.
4. La protección y prevención son responsabilidades de los adultos: los adultos deben estar cerca para estar atentos y ser receptivos a sus sentimientos y comportamientos. 
5. Otros aspectos
           Notificación y revelación: darle la posibilidad de que elija el niño/a adultos de confianza en el caso de que suceda
           Autores conocidos y extraños: esta red de adultos de confianza le tiene que servir para hablar en el caso de que algún adulto de su entorno le haga regalos sin motivo aparente o les pidan mantener secretos. 
          Ayuda: el niño debe saber que hay una red de trabajadores que están dispuestos a ayudarle en el caso de que suceda.

Sencillo, claro y muy útil para poder crear el momento y explicar un tema que no estamos acostumbrados a hablar. En la siguiente página podréis descargarlo y acceder a más contenido relacionados. 

Fuente: www.laregladekiko.org [último acceso Noviembre de 2013]


miércoles, 30 de octubre de 2013

7 claves para ir al restaurante con tu hijo/a y disfrutar en el intento

Parece sorprendente que cada vez más restaurantes se nieguen a que familias con sus respectivos niños/as vayan a comer a sus establecimientos. Y digo "parece sorprendente" porque ¿quién no se ha encontrado comiendo con un niño/a corriendo por las mesas cual mosca cojonera? ¿o la típica rabieta inconsolable porque no quiere comerse lo que tiene en el plato? No sólo es una molestia para los que comparten el espacio sino que se convierte en una situación muy embarazosa e incómoda para los padres/madres de estos niños/as. 

Hay familias que optan por no ir a restaurantes, "quien evita la situación evita el peligro". Otras piensan en que "no pasa nada que el niño revolotee incontroladamente por las mesas porque es un niño, o esté jugando en mitad del suelo del restaurante, o pegue gritos sin ton ni son..." Cómo diría mi padre "¡ni tan calvo ni con tres pelucas por favor!"

Creo que ir al restaurante con niños/a no tiene por qué ser una situación engorrosa ni terrorífica, ni para los padres/madres ni para los comensales que comparten el espacio. Comer en un restaurante con tus hijos/as es posible, os lo aseguro. Para ello me gustaría compartir algunas claves que encontré en un artículo extranjero:

1. Asegurate de que al restaurante al que vas los niños/as son bienvenidos. Y cuando digo esto no me refiero a que sean admitidos, sino a otros detalles como por ejemplo a si tienen silletas para niños/as o si tienen un menú diseñado para ellos. Pequeños detalles que harán la excursión al restaurante más fácil sin duda.

2. Para empezar a salir con tus hijos/as entrénate primero en establecimientos dirigidos a familias con niños/as (ejemplo: hamburgueserías o sitios con parque de "bolas")  . El hecho de que hayan otras familias cómo vosotros os hará la vida más fácil en el caso de que se descontrole la situación, sin olvidar que el personal está acostumbrado a tratar con los pequeñines. Pide sólo un plato, evitando los entrantes, ya que las primeras veces vuestro objetivo es estar en el sitio a gusto aunque sea poco tiempo.   También aprovecha e para jugar con tu niño/a a "ser adulto", ellos se lo pasarán pipa a la vez que aprenderán cómo deben comportarse en un restaurante.

3. Id temprano a comer, todos sabemos lo que es un niño/a muy cansado y con hambre. Así que mejor ir después de que tu hijo/a haya dormido una pequeña siesta y evitando la "hora punta", habrá menos gente y la "vida" será más fácil para todos:  habrá menor probabilidad de molestar, el personal estará más tranquilo y amable, y será menos probable que tu hijo/a se alborote por el ruido del entorno. En un entorno tranquilo es más  fácil aprender.

4. Siempre ten preparado un "kit" de juguetes de supervivencia. Normalmente a los niños/as estar sentados mucho tiempo puede llevarles a ponerse nerviosos. Tener a mano los lápices de colores o sus juguetes favoritos puede hacer que se tranquilicen y permanezcan sentados. Sólo en caso de emergencia saca el ipad o la tablet, y digo esto porque nuestro objetivo no es que se aisle en su mundo de pocoyó de fantasía sino que aprenda a compartir el espacio de la mesa con todos.

5. Explícale lo que esperas de él/ella antes de salir de casa. Por ejemplo dile que mientras esté en el restaurante debe permanecer sentado, hablar bajito y usar cubiertos. Es muy importante que le muestres  cuanto tiempo estaréis en el restaurante, por ejemplo con las agujas del reloj.

6. ¿Disciplina? Si pero sin montar shows. Si ves que a tu hijo/a le viene grande la situación y tiene una rabieta sal con él al baño o a la puerta del restaurante hasta que se calme, el personal y los comensales te lo agradecerán y tu hijo aprendará a tolerar la frustración. Eso si, prepárate para iros del restaurante en el caso de que no sea capaz de calmarse.

7. El restaurante es buen lugar para que tu hijo/a aprenda cuales son las costumbres sociales de nuestra cultura.No sólo para enseñarle cuando debe decir gracias o por favor, sino también porque él verá cómo lo dices tu.


Fuente: Adaptado de  "8 Ways to enjoy eating at restaurants with kids". de Parents.com. [acceso Octubre 2013]


Y como siempre me gusta terminar las entradas con un vídeo me gustaría recordar viejos tiempos. ¿Quién se acuerda de la serie del Chavo del 8? Pues he encontrado un capítulo en que el chavo va a un restaurante. ¡Que recuerdos!







martes, 15 de octubre de 2013

Pautas: hablar con el colegio sobre el bullying

Con esta entrada me gustaría cerrar el ciclo de entradas sobre el Bullying. Anteriormente ya explicamos cuales son las "Claves para detectar el acoso escolar" y cómo hablar sobre esto con tu hijo/a ("Se meten con él en el cole"). Sin embargo no podemos quedarnos ahi, en el acoso escolar hay un tercer protagonista, que es justo el contexto en dónde se produce, el centro educativo. Cuando se esto sucede es importante hablar con el centro escolar (profesores, jefe de estudio, tutores, etc.) y  tener en cuenta los siguientes puntos para que esta intervención sea productiva y favorable para todas las partes:


  • Antes de ir al colegio haz una lista con todo lo sucedido, quien estuvo implicado, a qué hora sucedió, qué niños/as fueron testigos, todo lo que tu hijo/a pudiera haber hecho para provocar el incidente y si es un hecho aislado o es uno más de de una serie. 
  • Pide una cita con el tutor o con el jefe de estudios, no vayas al colegio sin avisar ni de forma precipitada. 
  • No culpes al colegio ni a los profesores, recuerda que ellos/as son probablemente los últimos en ser conscientes de que la situación de acoso que está sucediendo en su aula. Lo más lógico, y así sucede en general,  es que el centro escolar  se muestre abierto a esclarecer las situaciones de acoso y a ayudar a tu hijo/a.
  • Es importante que tu actitud sea de colaboración no de exigencia. Haz entender a los profesores y tutores que estás dispuesta/o a ayudar, ellos harán lo propio contigo y tu hijo/a. 
  • Se paciente y dale tiempo al centro  para tomar medidas y afrontar el problema. Sin embargo sí que es importante que permanezcas en contacto con ellos y que acuerdes citas periódicas para hablar sobre cómo la situación de acoso se resuelve y si da resultado.  



¿Qué hacer si las cosas no mejoran?

Haz un diario con las situaciones de acoso. Escribe cada incidente tan pronto como pase, con la fecha, lo sucedido, quién lo hizo y quién lo vio. También apunta que consecuencias o efecto tuvo en tu hijo/a, si se lo ha contado a alguien, qué le dijeron y si ha tenido repercusiones posteriores. 

Avisa al colegio cada vez que se produzca un incidente. Apunta lo que dícen y qué efectos tienen las acciones tomadas para solucionar el problema: Si tu niño/a resulta herido haz fotografías y ve al médico (o a la policía si el hecho es muy grave). Los centros escolares tienen recursos para afrontar la situación, desde una advertencia a otras medidas a tomar con el acosador o los padres de el/ella. 

Sólo en el caso de haber realizado lo anterior, si ves que las medidas que se han tomado no surten efecto y la relación con el centro se deteriora,  no desistas. Acude a un organismo superior (ej. Consejería de educación) que ellos te informarán sobre los pasos a seguir y qué hacer. 



Tened en cuenta que el bullying o acoso es un problema en que hay varias partes implicadas y requiere una coordinación entre todos para poder parar este tipo de situaciones que sólo promueven relaciones de abuso y de poder. Si sumamos fuerzas se puede construir una sociedad mejor para nuestros niños/as.



Fuente: Adaptado de "What to do if your child is being bullied" Bulling UK. [Acceso Octubre 2013]


martes, 1 de octubre de 2013

Se meten con él/ella en el cole



Foto por duchessa
Recientemente publiqué una entrada haciendo referencia al Bullying, una realidad más que presente en los centros educativos y que muchas veces pasa desapercibida. Todos/as recordamos de pequeños como en alguna ocasión se metieron con nosotros por tener el pelo diferente, ser más bajitos, más gorditos o simplemente por destacar en los estudios. Es algo que no se puede dejar pasar.

¿Cómo saber si mi hijo/a está siendo acosado? te invito a leer la entrada "Claves para detectar el bullying o el acoso escolar", ya que ofrezco ciertas pistas que te pueden ayudar como padre/madre. 

Pero una vez que ya sabes que tu hijo/a está siendo acosado/a en el colegio ¿Qué puedes hacer para ayudarle?

1. Escúchale atentamente, dejando a un lado los sentimientos de rabia o enfado que te puedan surgir a raíz de lo que te cuente. Es muy importante que dediques ese espacio para que pueda expresar lo que le está pasando.

2. Pregúntale cómo le gustaría que afrontarais la situación. No se trata de que él decida qué hacer sino de que sienta implicado en la toma de decisiones.  Tomar la iniciativa y no contar con él/ella puede hacerle sentir más nervioso o más inquietud por lo que pueda pasar. 

3. Déjale claro que no es su culpa. Ser víctima no significa ser el débil  y ser el acosador no significa ser fuerte. 

4. Ayúdale a descubrir nuevas habilidades o capacidades. Apuntale a un club deportivo, a teatro o a defensa personal. En estos entornos conocerá gente nueva y le hará ganar en confianza y autoestima. El primer paso para poder afrontar la situación. 



Prohibido, nunca, never.

  • Nunca le incites al "ojo por ojo, diente por diente", es decir a que devuelva los insultos o que si le pegan se defienda pegando. Esto no resuelve el problema y si tu hijo/a tiene autoestima baja entonces esto sólo le ayudará a ganar en tensión y a sentirse más ansioso. 

  • Prohibido "vestirse de papá duro" y decirle que aprenda a resolver el problema él solo o que es parte del aprendizaje de su vida. El bullying puede llegar a extremos muy complejos que pueden terminar en el suicidio. 



Más vale prevenir...

  • Es importante que conozcas cuales son las amistades de tu hijo/a, los entornos en los que se mueve. Para esto muchas veces sirve invitar a sus amigos a casa o tener contacto con los padres de los amigos de tu hijo/a.

  • Una buena manera de conseguir hablar con tu hijo/a de muchos temas, entre ellos el bullying,  es compartir con él las tareas cotidianas de casa (deberes, tareas de casa, ...)

Es obvio que estos consejos son sólo la primera parte de cómo actuar si tu hijo/a la está sufriendo. El siguiente paso sería ponerse en contacto con el colegio para intentar atajarla. Pero para esto es importante tener en cuenta ciertos consejos que publicaré proximamente. 

A continuación os dejo con un vídeo con una historia de bullying que puede hacer que se os escape más de una lágrima (os aviso). Se trata de un niño que tras muchos años de acoso se defendió (pudo hacerlo por su envergadura) y dió la casualidad que lo grabaron. No estoy de acuerdo en cómo se resolvió esta situación porque se llegó a un extremo y aunque  sí pudo defenderse la mayoría de las veces esto no es así. El hecho es que la historia ha salido en medios de comunicación. Creo que esta video-entrevista  nos puede ayudar a comprender lo que es el acoso, que  ni sus propios padres sospechaban. 

Por supuesto os recuerdo, que si os gusta el artículo lo compartáis, difundáis y todo lo que sea transmitir el mensaje para poder acabar con el bullying. Para compartirlo os recuerdo que tenéis debajo del título los enlaces a las diferentes redes sociales.

 

Fuente: Adaptado de What to do if your child is being bullied? Bulling UK. Family Lives. http://www.bullying.co.uk/advice-for-parents/what-to-do-if-your-child-is-being-bullied/ [acceso: Sept. 2013]

martes, 24 de septiembre de 2013

5 ideas para que la hora de comer sea un espacio agradable con tu hijo/a

He querido realizar un pictomensaje inspirándome en una entrada que ya en su día tuvo bastante aceptación y que os invito a ver si aún no lo habeis hecho. A ver qué os parece. Si os gusta no dudéis en compartirlo a través de los botones que hay encima del título de esta entrada. 


jueves, 19 de septiembre de 2013

Claves para detectar el bullying o acoso escolar


Foto por Tjook
El acoso escolar está de actualidad más que nunca. Acabo de ver en las noticias cómo una chica de 12 años se acaba de suicidar por el bullying realizado a través de internet de sus compañeras de colegio. Al parecer desde hacía un año le acosaban con mensajes menospreciativos y  cargados de insultos. Mensajes como "eres fea", o "¿por qué sigues viva?", "suicídate", le saltaban en su móvil o en su muro de facebook aún a pesar de haberse cambiado de colegio.   Y yo me pregunto ¿qué nos ha llevado hasta este punto? Hasta el punto de que la falta de respeto, el abuso del débil o la muerte se transformen en un juego sin sentido.

Son muchas las preguntas que me hago que tienen que ver con las familias de estas chicas y de cómo han llegado al punto de que que unas menores, en edad de aprender a vivir en sociedad, terminen aprendiendo que la sociedad es un lugar en dónde se tiene que aplastar al más débil.

Vale la pena hacer un paréntesis en el tono de humor que a veces tiene este blog para tocar esta triste realidad que, a pesar de que existe seguramente desde que el hombre es hombre, hoy en día ha alcanzado extremos pienso nunca vistos.

¿Qué es el bullying o acoso?

No existe una definición legal como tal, pero se puede definir como el comportamiento repetido e intencionado para hacer daño físico o emocional, y principalmente dirigido a determinadas personas por su raza, religión, género, orientación sexual u otras características como la apariencia o discapacidades. El acoso puede darse en diferentes entornos: escolar, en el camino hacia o de vuelta del colegio, en equipos deportivos, entre vecinos o en el entorno de trabajo. Y normalmente lo ejercen unos pocos contra una víctima.

El cyber bullying viene a ser lo mismo que acabamos de describir, únicamente cambia el medio a través del cual se hace el acoso: internet o el móvil.

¿Cómo identificar las señales que nos indiquen que nuestro hijo/a pueda estar sufriendo una situación de acoso?

Si tu hijo/a vive en una situación de acoso escolar puede  que sea la víctima, puede que sea el acosador o bien puede que simplemente se limite a observar a otros actuando. Es importante tener en cuenta las siguientes señales:

Si tiene moratones
Si pierde pertenencias o viene con material escolar roto
Si está más callado de lo normal (no habla, o pasa mucho tiempo solo)
Si cambia sus hábitos alimenticios
Si presenta cambios en su estado de ánimo (llegando a comportarse más agresivo en casa)
Si tiene problemas para dormir
Si se queja de dolores de cabeza o de estómago
Si vuelve a mojar la cama
Si no quiere ir al colegio
Si su rendimiento escolar baja significativamente.

Hay que tener en cuenta que todas estas señales se pueden dar por otros motivos o causas, por lo que para descartar es importante que te respondas a estas dos preguntas:

¿Hay algo más que pueda estar afectando a tu hijo/a?
¿Han habido cambios en casa, como divorcios, separaciones, la llegada de un hermanito u otras situaciones que pienses que estén relacionadas con lo anterior?

SI a pesar de esto sigues rondando la idea de que tu hijo/a sufre de acoso escolar es importante actuar y pedir ayuda al centro escolar.

Fuente: Bullying UK. How to spot the signs of bullying.  [acceso 15 sept 2013]


 




viernes, 13 de septiembre de 2013

Cumplimos 1 año



Si, amigas y amigos, en el día de ayer el blog cumplió 1 año desde la primera publicación. Desde entonces han sido 40 entradas en las que he intentado acercar la psicología a las madres y padres de una manera divertida (que lo haya conseguido es otra cosa jeje) Para celebrarlo me gustaría elegir y compartir con vosotras/os las entradas que yo considero como las mejores, y no por eso las más leídas.




De la sección "Qué hacer cuando...":

Me quedo con "Pega a los niños en el parque" por ser una entrada fresca y para mi gusto divertida, que recoge bien el espíritu del blog.

De la sección "Reflexiones":

Me quedo con la entrada de "7 Claves para sobreproteger a tu hijo". Una de las entradas que más me gustan y que, usando la ironía, creo que es capaz de llegar a la gente. También voy a mencionar "Por un cachete no pasa nada (I)" por ser una entrada basada en un artículo científico que nos acerca a las consecuencias del castigo físico y por qué un cachete no educa tanto como pensamos.

Y para vosotras/os, ¿cuales son las entradas que más os gustan?

En fin, no quiero despedirme sin dar las gracias a vosotras/os, ya que gracias a vuestras lecturas y seguimiento puedo seguir escribiendo y animado a continuar con la misión de este blog: Acercar la psicología de una manera fácil a vosotras/os, Madres y Padres de la blogosfera.

Un saludo.
 




martes, 10 de septiembre de 2013

Ya estamos de vuelta (al cole)

Ya estamos de vuelta al cole (y al curro más de uno). Después de unas merecidas vacaciones (son siempre merecidas para todos/as) y tras dos semanitas de inactividad en el blog, vuelvo con las pilas recargadas para continuar construyendo este pequeño espacio que va a cumplir en los proximos días 1 añito ya.


Seguramente en estos momentos muchos de vosotros y vosotras ya estaréis en los primeros fulgores del retorno a la rutina escolar, por lo que ya llego un poco tarde para daros consejos sobre cómo preparar a vuestro hijo/a, pero os recuerdo que ya hice una entrada el año pasado para aquellos/as cuyos niños/as estén en edad de entrar en la guardería y  se ven atrapados por el DRAMA de la primera separación.  La entrada se llama "Llora y patalea cuando le llevo al cole o a la guardería".

La vuelta al cole siempre es  un espacio de nuevas oportunidades, de nuevos intentos y de hacer borrón y cuenta nueva a todas aquellas dificultades que se dieron durante el curso pasado. Es importante impregnarse del espíritu de "educar en positivo" para poder dar lo mejor de uno como padre/madre. También es tiempo de que no sólo sean vuestros hijos/as quienes mejoren su comportamiento en clase, sus notas o la relación con sus compañeros, sino también de que vosotros podáis crear nuevos hábitos de comunicación y nuevas formas de compartir en casa. Aunque el colegio es un entorno muy importante y primordial para la educación, es la familia en dónde las pequeñas semillas deben ser regadas diariamente.

¿Os acordáis que antes se forraban los libros para que duraran más? Pues seguramente muchos de vosotros/as lo seguís haciendo pero para aquellos que no se me ha ocurrido pasaros un par de enlaces con vídeos que explican cómo hacer manualidades relacionadas con la vuelta al cole. ¿Qué mejor para demostrar vuestras buenas intenciones a vuestros hijos/as que hacer una actividad juntos relacionada con el la vuelta a cole? Actividades tan banales cómo decorar una agenda  o cuidar los libros os ayudaran en ello.

Mientras tanto, voy preparando ya la próxima entrada. Muchos saludos a todos y todas y ¡buen comienzo!

 





martes, 20 de agosto de 2013

Vaya veranito (Rubio) te vas a pasar


Para aquellos que ya habéis leído la entrada de "Vaya veranito (Santillana) te vas a pasar" sabréis que un verano sin vacaciones no es verano. Con las nuevas tecnologías esto de estudiar para los mas peques  parece que se hace más entretenido, mezclándose casi con el juego y quizá así es más fácil hacer que los niños/as adquieran el hábito de realizar actividades de refuerzo durante el verano.


Si había un cuaderno de refuerzo que le hacía la competencia  a las "vacaciones Santillana" y viceversa, eran los cuadernos Rubio. El señor Rubio, Ramón para su gente, era un profesor que de niño siempre había soñado con estudiar, y estudió, tanto tanto que se hizo profesor y quiso que todos los niños y niñas a los que le enseñaban aprendieran con fundamento, por lo que se inventó un método, el "método Rubio" (está currado el nombre ¿eh?). En su academia, y dado este interés por las artes de la enseñanza, creó una serie de fichas de apoyo para perfeccionar la escritura y las matemáticas.  Seguro que muchos de vosotros habréis hecho alguno.




Pues bien, el hijo del señor Rubio es quien actualmente continúa con la empresa de su padre, y para no quedarse atrás han adaptado lo que son los cuadernos "físicos"  a las tecnologías de las tabletas. Yo os voy a comentar la aplicación llamada "icuadernos", que podéis encontrar en la App Store del vuestro Ipad.





Al igual que sucede con la aplicación Pupitre (de la competencia Santillana) han hecho una aplicación sencilla pero eficiente, con un diseño cuidado y bien adaptado a los niños/as. Si os la descargáis (es gratuita en principio) podréis comprobar que pueden hacer tareas de "operaciones" "Problemas" y "Educación Infantil". Las operaciones y problemas son lo que su propio nombre indica, con varios cuadernos de varios niveles de dificultad que cuestan 1.79€ cada uno y que os dejan probar gratis. La sección de educación infantil viene a ser las fichas que ponen en las guarderías: colorear, dibujar, con instrucciones sencillas.



La interfaz es muy intuitiva, incluso para resolver los problemas te dan la opción de utilizar un bloc digital para hacer tus cálculos y luego anotar la respuesta.




Perfil



Al abrir la aplicación os pedirá crear un perfil. Éste no se limita solo a crear un dibujo a imagen y semejanza de vuestro niño/a, sino que permite ver la evolución y los premios que vaya consiguiendo a lo largo del uso de la aplicación.




Idiomas



Si sois de los que os gustaría que vuestro hijo/a fuera bilingüe, o de hecho ya lo es, no tenéis por qué sufrir, ya que se puede configurar en  castellano, catalán, inglés americano  e inglés británico, ahi es nada.




Y poco más que comentar, la verdad es que es una aplicación sencilla donde las haya que cumple con lo que promete. Si queréis que vuestros hijos/as hagan actividades de refuerzo en estas fechas ¿qué mejor que lo hagan en una ipad?



Os dejo con un vídeo entretenido que muestra la aplicación. Y para finalizar,  me gustaría saber ¿cuantos de vosotros/as habéis hecho cuadernos rubio?


 


viernes, 9 de agosto de 2013

¿Castigar sin rectificar?


Vamos con otro pictomensaje. Estando en consulta cuando le pregunto a una madre que si le pone consecuencias a su hijo al incumplir lo acordado me dice que si, que castiga a su hijo  pero al parecer los castigos se los pasa por el arco del triunfo. Indagando sobre qué tipo de consecuencias le pone me comenta que le retira la videoconsola durante toda la tarde y "aunque luego se arrepienta de lo que haya hecho no hay marcha atrás".
¿Castigar sin dar la opción de arrepentirse o de poder rectificar pensáis que funciona? Dicen que rectificar es de sabios y errar es de humanos, pues si queremos que nuestros hijos e hijas aprendan de sus errores tendremos que darles la opción, o ¿no?



Si queréis saber más sobre los castigos os recuerdo que hay dos entradas en este blog que reflexionan sobre éstos: "El reino de los castigos (I)", "El reino de los castigos (II). 7 alternativas al castigo físico"

Os invito a compartir la imagen en las redes sociales. Educar en positivo es un arte que todos deberíamos practicar

viernes, 2 de agosto de 2013

7 claves para controlar las rabietas.


Revisando documentación para el próximo proyecto que vamos a realizar en la Asociación me encontré con un documento escueto pero muy claro dirigido a padres, madres y aquellas personas que trabajan con menores que se llama "Disciplina y Amor" elaborado por La Asociación Andaluza para la Defensa de la Infancia y la Prevención  del Maltrato (ADIMA) con el fin de enseñar modelos de crianza alternativos al castigo físico.  Pues revisando este documento me encontré con un pequeño recuadro resumen sobre como abordar las rabietas el cual me ha inspirado para esta entrada. 

Seguramente habréis leído entradas anteriores como "Me monta una rabieta en el centro comercial", "Pega a los niños en el parque" o "Se escapa corriendo por la calle".. Pues bien, todas ellas y la mayoría de las entradas de Qué hacer cuando... que tienen que ver con las rabietas se inspiran en los siguientes puntos educativos que me gustaría compartir con vosotros/as:


  • Las rabietas son algo normal. Lo que no es normal es cómo las afrontamos nosotros los adultos en ocasiones.  "no te pongas nervioso!","he dicho que no grites" (gritando nosotros), "me pones de los nervios". Las rabietas son un comportamiento  normal en los niños/as, sobre todo en  los más pequeños.
  • Prevención es la clave. Por ejemplo evitar aquellas situaciones y circunstancias que puedan facilitar la aparición de rabietas, como hambre, sueño, etc, Establecer normas claras y cumplirlas. Avisale con tiempo cuando vaya a producirse algún cambio de actividad para que pueda prepararse y hacerse a la idea.
  • Detén la pataleta antes de que empiece. Por ejemplo proponiendole un cambio de actividad.
  • Ofrece alternativas. Dale opciones para que elija: "¿qué prefieres recoger primero tu habitación o los juguetes del comedor?"; en vez de darle ordenes "recoge tu habitación".
  • Si se produce una rabieta deja que el niño/a la solucione. Los niños/as tienen más recursos de los que pensamos.  
  • No accedas a sus demandas. Si eres tu quien lo calma ya sabes que él va a entender que debe llorar para que tu accedas a sus deseos. 
  • Cuando se le pase la rabieta y haya  cambiado su actitud, espérale con un  abrazo o un beso. Con esto sabrá que mamá o papá sólo aprueban los momentos en que no llora.   

Seguramente habréis visto el siguiente video que voy a poner a continuación pero la verdad es que no me canso de verlo. ¿Qué sería el ser humano sin alguien a quien llorar? Cómo siempre os pido que compartáis y difundáis la entrada si os gusta y si creéis que puede serle útil a otros padres y madres. Lo podéis hacer con los botones que encontraréis debajo del título. 







lunes, 22 de julio de 2013

Como educar en positivo


A partir de hoy inauguro una nueva sección en la que me gustaría publicar imágenes con mensajes positivos inspirados en las entradas que poco a poco voy publicando. 

La imagen de hoy está inspirada en la entrada de "12 hábitos de los padres y madres que saben educar en positivo" y que en su día fue uno de los que más gustó en facebook. Recordamos que en esta forma de educar sobra el castigo físico y prima una educación basada en el afecto combinado también con saber aplicar límites. Un verdadero arte en el que todos podemos entrenarnos. 



Si te gusta la imagen te invito a compartirla en facebook, twitter o aquel medio que quieras, educar en positivo es algo que todos deberiamos hacer y que a veces nos falta "entrenamiento".

martes, 2 de julio de 2013

Se chupa el dedo

¿Quien no se ha chupado el dedo alguna vez? si, si, no pongáis cara de no saber de qué va la cosa, y no penséis que me "chupo el dedo" (valga la redundancia),  hay que reconocerlo, todos, absolutamente todos alguna vez lo hemos hecho. Cuando nacemos, en nuestra "equipación de serie" viene incluido un reflejo vital sin el cual no podríamos sobrevivir, es el reflejo de "succión". Gracias a este logramos alimentarnos de una forma casi automática. Poco a poco, los adultos enseñamos que no se puede estar chupando todo el día de la teta, literalmente hablando, y logramos "engañar" a los bebitos con un chupete o chupeta, para que calmen su malestar o su llanto. Ellos tan felices chupan y chupan sin sacar nada y al final terminan asumiendo "que no está mal", o lo que es lo mismo, "a falta de teta, chupeta". Es curioso como este reflejo calma a los más pequeños de una manera casi mágica, si no, sólo tenéis que ver lo a gusto que duermen muchos niños (y no tan niños) con su dedito en la boca.... El dichoso dedo en la boca...  Pero ¿es siempre malo chuparse el dedo? Pues como todo en esta vida: Depende.

Que los niños se chupen el dedo es un comportamiento más o menos natural que les tranquiliza y calma cuando están nerviosos o ansiosos. Normalmente es algo que suele desaparecer entre los 2-4 años de edad,  antes de empezar el cole. Cuando tu hijo/a se chupa el dedo de manera habitual, frecuente y de forma casi obsesiva puede acabar produciendo problemas o dificultades que nos pueden indicar que debemos hacer algo.


  • Problemas dentales. En ocasiones puede afectar a los dientes, producir deformaciones en el paladar o en la alineación de los dientes. (No se os ocurra buscar imagenes por internet sobre las posibles deformaciones del paladar, dan un poco de miedito)
  • Dificultades de relación con iguales. Los niños/as que se chupan el dedo pueden ser objeto de burlas o mofas de los demás niños/as.
  • Problemas médicos. Si se convierte en un hábito frecuente puede provocar que la piel del dedo se arrugue o agriete. En los casos más graves puede dificultar el crecimiento de la uña y provocar infecciones. 

¿Qué hacer?

1. Observa cuales son las situaciones en las que tu hijo acostumbra a chuparse el dedo. Seguramente te darás cuenta que suele producirse en determinados momentos del día, cómo por ejemplo, cuando se está quedando dormido o en el coche. Otros lo hacen para tranquilizarse cuando están enfadados o se han hecho daño. En algunos casos puede que incluso tu niño/a no sea consciente de esto.

2. Distingue si es una llamada de atención. Es importante que te fijes si se chupa el dedo para captar tu atención o para hacer un pequeño "pulso" con vosotros. Si esto es así debes saber que cuanto más hables o le llames la atención para que pare de hacerlo más lo hará. Por lo que lo mejor en estos casos es ignorar el comportamiento. Prueba a hacerlo durante un mes y observa a ver si continúa haciéndolo o no. Puede que tu niño/a pare de hacerlo él solo.

3. Refuérzalo positivamente. Fíjate en los momentos en que no lo hace y felicitalo. A veces con un simple "cariño que mayor te ves cuando no te chupas el dedo", "que bien cuando no lo haces", es suficiente para que él vaya siendo consciente de debe mantenerse sin hacerlo. También puedes probar con un sistema de pegatinas en el calendario, poniéndole una por cada día en la que no se chupe el dedo. Al final de la semana puedes recompensarle con un pequeño premio (un juguetillo o alguna actividad extra que pueda compartir contigo). Al final  del mes, si lo cumple ofrécele un premio mayor (alguna salida a algún parque que le guste). Posteriormente ve retirando los premios y ofréceselos sólo si va siendo capaz de permanecer más días sin chuparse el dedo, hasta que al final retires los premios porque "ya es mayor" y "ha crecido".

4. Otra opción es que le cubras el dedo con una bolsa o guantecillo. Un dedo cubierto no se siente igual ni sabe igual que al descubierto. Muchas veces esto es suficiente para que pare de hacerlo. Puedes probar con una benda, un trozo de guante o algo que se te ocurra. Si sucede de noche prueba a ponerle un calcetin en la mano. 

5. También puede serte útil distraerlo con actividades que requieran el uso de las dos manos. Si ves que empieza a chuparse el dedo e incluso no deja de hacerlo en determinadas actividades prueba a buscarle otras que sí le obliguen como por ejemplo pinturas, ir al parque, bloques, puzzles o cualquier otra que se te ocurra.

6. Cualquiera de las opciones que pruebes es muy importante que hagas a tu hijo/a consciente del proceso porque si no no funcionará. Habla con tu hijo/a y explícale por qué es necesario que dejen de chuparse el dedo. Explícale que le vas a ayudar y cual va a ser la forma con la que lo vas a hacer. Pregúntale también qué piensan ellos que les ayudaría a parar de hacerlo, puede que te lleves más de una sorpresa cuando te respondan.



Prohibido, Nunca, Never

  • No conviertas lo de chuparse el dedo en una lucha con tu hijo/a. Como he explicado antes, si lo haces, lo más probable es que consigas el efecto contrario al que buscas. 
  • Nunca intentes que deje de chuparse el dedo diciéndole que si lo hace "es un bebé", es un niño pequeño, ni nada que pueda resultar hiriente. El menosprecio no es una actitud positiva para ningún niño ni adulto.

Más vale prevenir...

En esto hay poca prevención posible, es un reflejo casi innato y por lo tanto algo por lo que debe pasar el niño/a. Solo el tiempo hará que aprenda a no hacerlo y si no ya estaréis vosotros para ayudarle.



Referencias: http://www.wikihow.com/Stop-Thumbsucking (acceso en junio 2013)



Para finalizar, esta semana he encontrado un video que muestra con claridad lo dificil que puede suponer para un niño/a dejar el hábito de quitarse el chupete. el video es de lo más melodramático ya que le han puesto música que acompaña el momento. Está en inglés pero no hace falta entenderlo para captar la emoción del momento. ¿Qué os parece?




martes, 25 de junio de 2013

7 pasos para que tu hijo se convierta en un tirano.

Hace unos meses se me ocurrió ofrecer unas claves para poder sobreproteger a los hijos de una forma adecuada. En vista del éxito de aquella entrada he querido dar una vuelta de tuerca más y llegar un poco más lejos. Si en "7 claves para sobreproteger a tu hijo" explicaba cuales eran los consejos a seguir para  tener a un hijo dependiente y desvalido, en esta entrada me propongo listar unos pasos para hacer de tu hijo o hija el pequeño Hitler o Mussolini de la República independiente de tu casa. Si seguis los pasos no sólo conseguiréis hacer de él/ella una persona dependiente, sino también le dotaremos de una personalidad aparentemente fuerte, autoritaria y con poca preocupación por los demás que será el terror de padres y profesores. Es decir convertirlo en un TIRANO.


¿Qué es un niño Tirano? Pues la palabra en sí viene del griego y significa "Señor" o "Amo", por lo que sería algo así como que el niño/a es el "amo" del adulto. ¿Pero cómo un niño va a mandar sobre un adulto si  el adulto le saca cinco cabezas? Pues se puede hacer si lo sobreprotegéis y sois constantes, pero además tendréis que seguir los puntos que señalo a continuación:




1. Los tiranos necesitan súbditos así que tendrás que ser el/la mejor en esto. Dale todos sus caprichos y no le digas "no". Sométete a sus deseos y permanece alerta para que no "sufra". Hay padres que esto le sale natural pero a otros puede que le haga falta entrenamiento, así que no desesperéis si al principio os sale decirle que "no" a algo. 



2. Un tirano es como un rey así que si hace algo mal no le rectifiques. Siempre busca alguna causa que no tenga que ver con él/ella, la culpa siempre es de los demás y excúsalo siempre que puedas, "no lo ha hecho con mala intención". Y si por asomo le has corregido y te monta una rabieta  dale enseguida lo que quiere, así se calmará y volverá a su trono. 



3. Un tirano es un rey pero que no le preocupan mucho los demás, así que permítele que te hable mal o que utilice comentarios de menosprecio. Desde la primera vez que te diga"tonta" con 3 o 4 añitos hasta cuando  te eche la culpa de que no están echando los dibujos que le gustan, o cuando te tire el bocadillo porque no lo quería de queso,...permíteselo si no no podrá a llegar a ser un buen mandamás. 



4. Los reyes tiranos nunca se equivocan así que si tu hijo/a  hace el menor amago de arrepentirse dile que no, que no sufra, que  la culpa es tuya. Es importante que  no sufra por que haya podido hacer algo mal o haya podido hacer daño a alguien. 



5. Los  tiranos tienen que serlo  independientemente del "reino" al que acudan, así que si tu hijo/a hace algo mal en el colegio o en otros lugares defiéndelo  aunque no tenga razón. Si es preciso enfrentarte con el profesor o con otro padre/madre hazlo, si queremos que sea un buen tirano tu hijo o hija jamás puede  pensar en que tiene algo de responsabilidad en lo que ha pasado. Atención en este paso,  porque si llegase a pensarlo  podría aprender valores y se nos iría al traste nuestro proyecto de jefe tirano. Los jefes tiranos tiene pocos valores sociales. 



6. Los reyes tiranos no suelen tener muchos amigos, así que si los amigos de tu hijo/a le dan de lado, no averigües cual es la causa, puede ser que descubras que tiene comportamientos que provocan que los demás le huyan. Y si los descubres y  te pregunta por qué le huyen,  dale una explicación  que no tenga que ver con él o ella,  pon la culpa en los demás, diciéndole que no lo quieren y que no los necesita. Ten en cuenta que un tirano  no se puede fiar de nadie y mucho menos tener amigos. 



7. A un tirano nadie lo puede cuestionar. Así que si su padre o su madre no está de acuerdo en algo que ha hecho nunca te pongas de su parte, un niño tirano no puede doblegarse a ninguno de sus padres por lo que tendrás que tendrás que ser fino/a en este paso. Dale la razón a tu hijo/a, ponte de su parte y menosprecia lo que su padre/madre diga. Si puedes desautorizar a su padre/madre delante de tu hijo/a mejor que mejor, así verá que eres fiel 100%. Pon atención en este paso porque  si ve que sus padres pensáis lo mismo entonces puede que sea vuestro hijo/a quien os haga caso pero entonces, queridos y queridas, el rey tirano perdería su corona, su trono y su poder y, ¿qué es un Tirano sin poder? un niño/a más. Nada más lejos de lo que queremos conseguir.  




Os agradezco que si os ha gustado el artículo lo compartáis con los botones que hay más arriba (debajo del título). 



Y para finalizar me gustaría dejaros con un vídeo que no tengo claro si es un anuncio o es un corto, o lo que es,... mejor lo veis y lo comentáis vosotros. 








martes, 18 de junio de 2013

Vaya veranito (Santillana) te vas a pasar

Ya estamos en Junio, prácticamente terminando el curso. Miles de niños y niñas  empiezan a sentir en su interior una sensación contenida de euforia que empieza en el estómago y  que se libera cual volcán el último día de clase a modo de  grito ensordecedor a la salida (vale, lo reconozco,  he exagerado..). Pero mirando hacia atrás en mi experiencia pienso que este sentimiento es algo que no ha cambiado con los años, a pesar de las tecnologías. Recuerdo con cariño que en estas fechas ya se había acabado los exámenes y esperábamos como agua de mayo (en este caso era "agua de junio") las ansiadas vacaciones. Era un momento del año muy especial porque a partir de ahí podrías hacer casi todo lo que no podías mientras ibas al cole. Que si  despertarte cuando quisieras, desayunar viendo los dibujos de la tele, ir a la playa a ver a los amigos y amigas que no veías desde el año pasado, volver al  campamento, quedarte hasta las tantas por ahi, en fin el verano era cómo ese remanso de paz y alegría que yo imaginaba  que tenía que ser lo más parecido al paraíso,... Claro "eso será si has aprobado todo, porque como te quede alguna, vaya veranito te vas a pasar" solían decir las madres y padres....Sólo mencionarte esto las piernas se echaban a temblar, porque  un verano con asignaturas pendientes no era verano. ¿estudiar cuando tus amigos se pegan el baño del siglo en la piscina? ¿hacer ejercicios de mates mientras pasan en la tele bola de dragon Z2? ¿perderte verano azul porque tenías que estudiar? Esto sí que era lo más parecido a una tortura china, aunque claro yo no sabía qué eran las torturas chinas, pero pensaba tenían que ser una torturas horribles porque todos conocemos a los chinos y son muy afanados en lo que copian y hacen, así que sus torturas tenían  que ser algo así como una mezcla de todas las torturas del mundo occidental mejoradas por sus cabezas pensantes chinas (un saludo a la comunidad china con mucho afecto). En fin algo horrendo. Volviendo a lo nuestro, que un verano estudiando NO ERA VERANO y punto. Al menos para mi

El caso es que esto era así y estabas tranquilo mientras aprobases. Pero esta tranquilidad se acabó  en el momento en que un señor llamado Santillana decidió satisfacer a las madres y padres de todo el mundo que no soportaban que sus hijos/as pasaran el verano de forma ociosa e improductiva, inventando así las famosas (tachan-tachán) "VACACIONES SANTILLANA" porque "no te vas a pasar el verano sin hacer nada, no?".  ¿Quíen no ha recuerda el anuncio por favor? con esa canción que se te metía en la mente a modo de mantra cuando tu lo que querías era hacer que desapareciera el señor Santillana y sus invenciones (ver video más abajo). Es curioso, porque con el tiempo, ese señor me cae mejor. Me he convertido un poco como esos padres que piensan que en el verano un poquito de estudio no está mal. Sin embargo mi infancia sigue diciéndome que un verano estudiando NO ES VERANO, ¿así que cómo combinarlo? ¡Con una aplicación para el ipad! La solución perfecta. Vamos yo me hubiera hecho todos los cuadernos santillana en una tarde si hubiera sido en un iPad. Eso pensó de nuevo el señor Santillana porque han sacado una aplicación  que se llama Pupitre



En esta aplicación tienes varias secciones. Una que se llama Librería, otra Recreo y otra Mis cuadernos. En la sección Librería puedes ver todos los cuadernos que tienen disponibles para descargar, previo pago eso si, clasificados por edades o en categoría de vacaciones  que son para repasar contenidos.  Una vez descargados todos los cuadernos pasan a la sección "Mis Cuadernos", en los que se exponen unas fichas de muestra gratuitas al inicio. Por último la sección Recreo es una pequeña herramienta de dibujo, con pegatinas que no está nada mal para entretenerse un rato. ¿Y que pasa si tengo varios ipads y he comprado cuadernos en uno de ellos? No pasa nada porque puedes restaurar las compras que hayas hecho en otros dipositivos. Por último tiene una sección que se llama "YO", en la que se pueden crear distintos perfiles, tantos como hijos o hijas tengas, y así cada uno puede registrar su evolución en la aplicación.


Vamos, que de haber tenido esta aplicación y el iPad en mi época el repaso hubiera sido hasta divertido. A continuación os dejo con el vídeo del anuncio de Vacaciones Santillana. No os lo perdáis por favor! Ah, y recordad compartir el artículo si os ha gustado en los botones que hay más arriba, debajo del título de este artículo.



Por cierto, aplicación está disponible para iPad, iPhone, Android y Windows 8

martes, 21 de mayo de 2013

La violencia en la tele, los videojuegos y su efecto en los niños/as


Todos hemos escuchado alguna vez a nuestra madre diciéndonos “Si es que la televisión ha hecho mucho daño”, sobre todo después de alguna noticia de sucesos.  Y si no ¿A quién no le han contado la historia del niño que se tiró por la ventana pensando que era supermán? que yo creo que si esto realmente pasó desde luego tuvo que ser muy sonado y un verdadero drama social. Pero de lo que no hay  duda  es que se ha convertido en el mayor mito o historia que cuentan los padres para disuadirnos de hacer tonterías. El caso es que desde su invención la Televisión ha estado rodeada de un halo de poder e influencia que es difícil valorar cuánto.
Las madres de antes (y creo que la mayoría de las madres actuales también) tenían claro dos cosas:
1.    que los niños son esponjas:  “miralo, si es que es una esponja, apenas se lo ha leído una vez y ya se lo sabe”,  ¿Quien no ha escuchado esta frase? o también, “cuidado, los niños son ESPONJAS lo absorben todo“

2.    que los niños son muy influenciables: “¿Y si pepito se tira por la ventana tu también te tiras?”  “desde luego hijo que se te pega todo lo malo, ya se te podía pegar algo bueno de tu amiguito juanito”
Pienso que algo de razón llevaban, y así lo han ido demostrando a lo largo de la corta historia de la psicología varios estudios sobre el comportamiento humano (Que no voy a nombrar ahora por cierto). Porque, ¿qué pasa si ponemos una esponja-que-absorbe-todo-lo-malo con una “catarata” de contenidos de toda índole cómo es la Televisión? Pues EL FIN DEL MUNDO, para una madre claro.
¿Pero hasta qué punto esto es así? La realidad no está tan clara a pesar de que se continúa intentando poner luz al tema mediante investigaciones
Recientemente se ha realizado  un  par de estudios en los que se intenta ver si hay diferencias en niños/as en edades preescolares que ven contenido violento en la tele con aquellos que ven contenido “saludable”. Entiéndase contenido saludable por aquel que es adecuado a  su edad, por supuesto no violento, educativo y prosocial. Garrison y Christakis en el 2012 concluyeron en su estudio que la exposición a contenido violento está asociado a un incremento de los problemas del sueño en niños/as. Demostraron que si se reduce la exposición a este tipo de contenido y se aumenta la de contenido saludable se aumentaba el comportamiento positivo de los niños.
Christakis publicó otro estudio a principios de 2013 para ver las diferencias entre aquellos niños que ven contenido saludable con aquellos que no. Para ello diseñó una dieta televisiva basada con contenido prosocial. Al parecer, a los 6 meses de mantener esta dieta los niños/as mostraron menos conductas agresivas y más prosociales que los niños que no la tuvieron.
De lo que se deduce que el contenido de los programas de TV tiene mucha importancia, casi más que la cantidad. Y cómo es de esperar, ya que gran parte del aprendizaje humano se realiza por imitación, cuanto a más modelos de violencia se expone a los niños éstos parece responder con comportamientos agresivos.
Algo parecido sucede con los videojuegos. Demonizados por muchos y adorados por otros.
Recientemente se llevó a cabo un estudio con adolescentes para intentar aclarar si el contenido violento de los videojuegos influía en los chicos/as. Se realizaron dos grupos, uno de chicos que jugaban más de 3 horas al día y otro que jugaban no más de una hora. La tarea de ambos grupos en el estudio era jugar a dos tipos de videojuegos, uno violento con tintes realistas y otro no violento de dibujos animados, durante dos horas al día. Pues bien ambos grupos presentaron mayores niveles de ansiedad y estrés después de jugar al videojuego violento-realista.  Además se demostró que los chicos/as que normalmente jugaban durante más tiempo a los videojuegos eran más insensibles a los contenidos violentos, es decir que se habituaban más y que por lo tanto les “afectaba” menos.
¿Significa esto que la culpa de que los chicos/as sean violentos/as  es causa de los contenidos violentos en la tele o en los videojuegos?
Ser tan reduccionista sería un error tan grande como decir que cuando uno va a la playa y se quema es culpa del Sol. Son muchos factores los que influyen en la agresividad del ser humano y además habría que tener en cuenta otros factores cómo los conflictos y dificultades familiares, las relaciones entre los padres y los hijos en las familias o el nivel socio cultural.
¿Son malos los videojuegos?
No se puede decir que sean malos sino sería más correcto decir que hacemos un uso incorrecto de ellos. Los videojuegos, al igual que la televisión tienen muchos contenidos que ayudan a los niños a crecer. Decir que la tele o los videojuegos son malos sería lo mismo que decir que los coches también lo son después de ver a una persona conducir temerariamente.  
El contenido violento tanto en videojuegos como en otros medios no es peligroso en sí, pero sí lo es el uso que hacemos de él.
 ¿Qué le diríamos a una madre “de las de antes”?
Que no se preocupen pero que se ocupen. Según Christakis si cambiamos la “dieta” televisiva de nuestros hijos/as por una “dieta” audiovisual que les aporte beneficios podremos conseguir que mejore su conducta. ¿cómo conseguir una dieta televisiva saludable?
  • Observa qué tipo de programas y contenidos ve tu hijo/a en la tele o videojuegos durante la semana
  • Elije programas o dibujos que tengan menos contenido violento y más contenido prosocial, es decir, que sea adecuado a su edad, educativo y que transmita valores sociales positivos.
  • Acompaña a tu hijo/a mientras ves la TV o juegas a los videojuegos, así serás más consciente de qué tipo de contenido “absorbe”.
Siempre me gusta terminar con algún video gracioso y en esta entrada no iba a ser menos. Os dejo con uno de los efectos positivos de los videojuegos: la estimulación para el baile. Para que después digais que los videojuegos son malos!



Referencias:

- Garrison, M Phd and Christakis, D. MD "The impact of a healthy media use: intervention on Sleep in preschool children" Pedriatrics, 2012.

-Christakis,d. MPH "Modifying media content for preschool children: a randomized controlled trial". 2013.