martes, 21 de mayo de 2013

La violencia en la tele, los videojuegos y su efecto en los niños/as


Todos hemos escuchado alguna vez a nuestra madre diciéndonos “Si es que la televisión ha hecho mucho daño”, sobre todo después de alguna noticia de sucesos.  Y si no ¿A quién no le han contado la historia del niño que se tiró por la ventana pensando que era supermán? que yo creo que si esto realmente pasó desde luego tuvo que ser muy sonado y un verdadero drama social. Pero de lo que no hay  duda  es que se ha convertido en el mayor mito o historia que cuentan los padres para disuadirnos de hacer tonterías. El caso es que desde su invención la Televisión ha estado rodeada de un halo de poder e influencia que es difícil valorar cuánto.
Las madres de antes (y creo que la mayoría de las madres actuales también) tenían claro dos cosas:
1.    que los niños son esponjas:  “miralo, si es que es una esponja, apenas se lo ha leído una vez y ya se lo sabe”,  ¿Quien no ha escuchado esta frase? o también, “cuidado, los niños son ESPONJAS lo absorben todo“

2.    que los niños son muy influenciables: “¿Y si pepito se tira por la ventana tu también te tiras?”  “desde luego hijo que se te pega todo lo malo, ya se te podía pegar algo bueno de tu amiguito juanito”
Pienso que algo de razón llevaban, y así lo han ido demostrando a lo largo de la corta historia de la psicología varios estudios sobre el comportamiento humano (Que no voy a nombrar ahora por cierto). Porque, ¿qué pasa si ponemos una esponja-que-absorbe-todo-lo-malo con una “catarata” de contenidos de toda índole cómo es la Televisión? Pues EL FIN DEL MUNDO, para una madre claro.
¿Pero hasta qué punto esto es así? La realidad no está tan clara a pesar de que se continúa intentando poner luz al tema mediante investigaciones
Recientemente se ha realizado  un  par de estudios en los que se intenta ver si hay diferencias en niños/as en edades preescolares que ven contenido violento en la tele con aquellos que ven contenido “saludable”. Entiéndase contenido saludable por aquel que es adecuado a  su edad, por supuesto no violento, educativo y prosocial. Garrison y Christakis en el 2012 concluyeron en su estudio que la exposición a contenido violento está asociado a un incremento de los problemas del sueño en niños/as. Demostraron que si se reduce la exposición a este tipo de contenido y se aumenta la de contenido saludable se aumentaba el comportamiento positivo de los niños.
Christakis publicó otro estudio a principios de 2013 para ver las diferencias entre aquellos niños que ven contenido saludable con aquellos que no. Para ello diseñó una dieta televisiva basada con contenido prosocial. Al parecer, a los 6 meses de mantener esta dieta los niños/as mostraron menos conductas agresivas y más prosociales que los niños que no la tuvieron.
De lo que se deduce que el contenido de los programas de TV tiene mucha importancia, casi más que la cantidad. Y cómo es de esperar, ya que gran parte del aprendizaje humano se realiza por imitación, cuanto a más modelos de violencia se expone a los niños éstos parece responder con comportamientos agresivos.
Algo parecido sucede con los videojuegos. Demonizados por muchos y adorados por otros.
Recientemente se llevó a cabo un estudio con adolescentes para intentar aclarar si el contenido violento de los videojuegos influía en los chicos/as. Se realizaron dos grupos, uno de chicos que jugaban más de 3 horas al día y otro que jugaban no más de una hora. La tarea de ambos grupos en el estudio era jugar a dos tipos de videojuegos, uno violento con tintes realistas y otro no violento de dibujos animados, durante dos horas al día. Pues bien ambos grupos presentaron mayores niveles de ansiedad y estrés después de jugar al videojuego violento-realista.  Además se demostró que los chicos/as que normalmente jugaban durante más tiempo a los videojuegos eran más insensibles a los contenidos violentos, es decir que se habituaban más y que por lo tanto les “afectaba” menos.
¿Significa esto que la culpa de que los chicos/as sean violentos/as  es causa de los contenidos violentos en la tele o en los videojuegos?
Ser tan reduccionista sería un error tan grande como decir que cuando uno va a la playa y se quema es culpa del Sol. Son muchos factores los que influyen en la agresividad del ser humano y además habría que tener en cuenta otros factores cómo los conflictos y dificultades familiares, las relaciones entre los padres y los hijos en las familias o el nivel socio cultural.
¿Son malos los videojuegos?
No se puede decir que sean malos sino sería más correcto decir que hacemos un uso incorrecto de ellos. Los videojuegos, al igual que la televisión tienen muchos contenidos que ayudan a los niños a crecer. Decir que la tele o los videojuegos son malos sería lo mismo que decir que los coches también lo son después de ver a una persona conducir temerariamente.  
El contenido violento tanto en videojuegos como en otros medios no es peligroso en sí, pero sí lo es el uso que hacemos de él.
 ¿Qué le diríamos a una madre “de las de antes”?
Que no se preocupen pero que se ocupen. Según Christakis si cambiamos la “dieta” televisiva de nuestros hijos/as por una “dieta” audiovisual que les aporte beneficios podremos conseguir que mejore su conducta. ¿cómo conseguir una dieta televisiva saludable?
  • Observa qué tipo de programas y contenidos ve tu hijo/a en la tele o videojuegos durante la semana
  • Elije programas o dibujos que tengan menos contenido violento y más contenido prosocial, es decir, que sea adecuado a su edad, educativo y que transmita valores sociales positivos.
  • Acompaña a tu hijo/a mientras ves la TV o juegas a los videojuegos, así serás más consciente de qué tipo de contenido “absorbe”.
Siempre me gusta terminar con algún video gracioso y en esta entrada no iba a ser menos. Os dejo con uno de los efectos positivos de los videojuegos: la estimulación para el baile. Para que después digais que los videojuegos son malos!



Referencias:

- Garrison, M Phd and Christakis, D. MD "The impact of a healthy media use: intervention on Sleep in preschool children" Pedriatrics, 2012.

-Christakis,d. MPH "Modifying media content for preschool children: a randomized controlled trial". 2013.