martes, 25 de junio de 2013

7 pasos para que tu hijo se convierta en un tirano.

Hace unos meses se me ocurrió ofrecer unas claves para poder sobreproteger a los hijos de una forma adecuada. En vista del éxito de aquella entrada he querido dar una vuelta de tuerca más y llegar un poco más lejos. Si en "7 claves para sobreproteger a tu hijo" explicaba cuales eran los consejos a seguir para  tener a un hijo dependiente y desvalido, en esta entrada me propongo listar unos pasos para hacer de tu hijo o hija el pequeño Hitler o Mussolini de la República independiente de tu casa. Si seguis los pasos no sólo conseguiréis hacer de él/ella una persona dependiente, sino también le dotaremos de una personalidad aparentemente fuerte, autoritaria y con poca preocupación por los demás que será el terror de padres y profesores. Es decir convertirlo en un TIRANO.


¿Qué es un niño Tirano? Pues la palabra en sí viene del griego y significa "Señor" o "Amo", por lo que sería algo así como que el niño/a es el "amo" del adulto. ¿Pero cómo un niño va a mandar sobre un adulto si  el adulto le saca cinco cabezas? Pues se puede hacer si lo sobreprotegéis y sois constantes, pero además tendréis que seguir los puntos que señalo a continuación:




1. Los tiranos necesitan súbditos así que tendrás que ser el/la mejor en esto. Dale todos sus caprichos y no le digas "no". Sométete a sus deseos y permanece alerta para que no "sufra". Hay padres que esto le sale natural pero a otros puede que le haga falta entrenamiento, así que no desesperéis si al principio os sale decirle que "no" a algo. 



2. Un tirano es como un rey así que si hace algo mal no le rectifiques. Siempre busca alguna causa que no tenga que ver con él/ella, la culpa siempre es de los demás y excúsalo siempre que puedas, "no lo ha hecho con mala intención". Y si por asomo le has corregido y te monta una rabieta  dale enseguida lo que quiere, así se calmará y volverá a su trono. 



3. Un tirano es un rey pero que no le preocupan mucho los demás, así que permítele que te hable mal o que utilice comentarios de menosprecio. Desde la primera vez que te diga"tonta" con 3 o 4 añitos hasta cuando  te eche la culpa de que no están echando los dibujos que le gustan, o cuando te tire el bocadillo porque no lo quería de queso,...permíteselo si no no podrá a llegar a ser un buen mandamás. 



4. Los reyes tiranos nunca se equivocan así que si tu hijo/a  hace el menor amago de arrepentirse dile que no, que no sufra, que  la culpa es tuya. Es importante que  no sufra por que haya podido hacer algo mal o haya podido hacer daño a alguien. 



5. Los  tiranos tienen que serlo  independientemente del "reino" al que acudan, así que si tu hijo/a hace algo mal en el colegio o en otros lugares defiéndelo  aunque no tenga razón. Si es preciso enfrentarte con el profesor o con otro padre/madre hazlo, si queremos que sea un buen tirano tu hijo o hija jamás puede  pensar en que tiene algo de responsabilidad en lo que ha pasado. Atención en este paso,  porque si llegase a pensarlo  podría aprender valores y se nos iría al traste nuestro proyecto de jefe tirano. Los jefes tiranos tiene pocos valores sociales. 



6. Los reyes tiranos no suelen tener muchos amigos, así que si los amigos de tu hijo/a le dan de lado, no averigües cual es la causa, puede ser que descubras que tiene comportamientos que provocan que los demás le huyan. Y si los descubres y  te pregunta por qué le huyen,  dale una explicación  que no tenga que ver con él o ella,  pon la culpa en los demás, diciéndole que no lo quieren y que no los necesita. Ten en cuenta que un tirano  no se puede fiar de nadie y mucho menos tener amigos. 



7. A un tirano nadie lo puede cuestionar. Así que si su padre o su madre no está de acuerdo en algo que ha hecho nunca te pongas de su parte, un niño tirano no puede doblegarse a ninguno de sus padres por lo que tendrás que tendrás que ser fino/a en este paso. Dale la razón a tu hijo/a, ponte de su parte y menosprecia lo que su padre/madre diga. Si puedes desautorizar a su padre/madre delante de tu hijo/a mejor que mejor, así verá que eres fiel 100%. Pon atención en este paso porque  si ve que sus padres pensáis lo mismo entonces puede que sea vuestro hijo/a quien os haga caso pero entonces, queridos y queridas, el rey tirano perdería su corona, su trono y su poder y, ¿qué es un Tirano sin poder? un niño/a más. Nada más lejos de lo que queremos conseguir.  




Os agradezco que si os ha gustado el artículo lo compartáis con los botones que hay más arriba (debajo del título). 



Y para finalizar me gustaría dejaros con un vídeo que no tengo claro si es un anuncio o es un corto, o lo que es,... mejor lo veis y lo comentáis vosotros.