martes, 20 de agosto de 2013

Vaya veranito (Rubio) te vas a pasar


Para aquellos que ya habéis leído la entrada de "Vaya veranito (Santillana) te vas a pasar" sabréis que un verano sin vacaciones no es verano. Con las nuevas tecnologías esto de estudiar para los mas peques  parece que se hace más entretenido, mezclándose casi con el juego y quizá así es más fácil hacer que los niños/as adquieran el hábito de realizar actividades de refuerzo durante el verano.


Si había un cuaderno de refuerzo que le hacía la competencia  a las "vacaciones Santillana" y viceversa, eran los cuadernos Rubio. El señor Rubio, Ramón para su gente, era un profesor que de niño siempre había soñado con estudiar, y estudió, tanto tanto que se hizo profesor y quiso que todos los niños y niñas a los que le enseñaban aprendieran con fundamento, por lo que se inventó un método, el "método Rubio" (está currado el nombre ¿eh?). En su academia, y dado este interés por las artes de la enseñanza, creó una serie de fichas de apoyo para perfeccionar la escritura y las matemáticas.  Seguro que muchos de vosotros habréis hecho alguno.




Pues bien, el hijo del señor Rubio es quien actualmente continúa con la empresa de su padre, y para no quedarse atrás han adaptado lo que son los cuadernos "físicos"  a las tecnologías de las tabletas. Yo os voy a comentar la aplicación llamada "icuadernos", que podéis encontrar en la App Store del vuestro Ipad.





Al igual que sucede con la aplicación Pupitre (de la competencia Santillana) han hecho una aplicación sencilla pero eficiente, con un diseño cuidado y bien adaptado a los niños/as. Si os la descargáis (es gratuita en principio) podréis comprobar que pueden hacer tareas de "operaciones" "Problemas" y "Educación Infantil". Las operaciones y problemas son lo que su propio nombre indica, con varios cuadernos de varios niveles de dificultad que cuestan 1.79€ cada uno y que os dejan probar gratis. La sección de educación infantil viene a ser las fichas que ponen en las guarderías: colorear, dibujar, con instrucciones sencillas.



La interfaz es muy intuitiva, incluso para resolver los problemas te dan la opción de utilizar un bloc digital para hacer tus cálculos y luego anotar la respuesta.




Perfil



Al abrir la aplicación os pedirá crear un perfil. Éste no se limita solo a crear un dibujo a imagen y semejanza de vuestro niño/a, sino que permite ver la evolución y los premios que vaya consiguiendo a lo largo del uso de la aplicación.




Idiomas



Si sois de los que os gustaría que vuestro hijo/a fuera bilingüe, o de hecho ya lo es, no tenéis por qué sufrir, ya que se puede configurar en  castellano, catalán, inglés americano  e inglés británico, ahi es nada.




Y poco más que comentar, la verdad es que es una aplicación sencilla donde las haya que cumple con lo que promete. Si queréis que vuestros hijos/as hagan actividades de refuerzo en estas fechas ¿qué mejor que lo hagan en una ipad?



Os dejo con un vídeo entretenido que muestra la aplicación. Y para finalizar,  me gustaría saber ¿cuantos de vosotros/as habéis hecho cuadernos rubio?


 


viernes, 9 de agosto de 2013

¿Castigar sin rectificar?


Vamos con otro pictomensaje. Estando en consulta cuando le pregunto a una madre que si le pone consecuencias a su hijo al incumplir lo acordado me dice que si, que castiga a su hijo  pero al parecer los castigos se los pasa por el arco del triunfo. Indagando sobre qué tipo de consecuencias le pone me comenta que le retira la videoconsola durante toda la tarde y "aunque luego se arrepienta de lo que haya hecho no hay marcha atrás".
¿Castigar sin dar la opción de arrepentirse o de poder rectificar pensáis que funciona? Dicen que rectificar es de sabios y errar es de humanos, pues si queremos que nuestros hijos e hijas aprendan de sus errores tendremos que darles la opción, o ¿no?



Si queréis saber más sobre los castigos os recuerdo que hay dos entradas en este blog que reflexionan sobre éstos: "El reino de los castigos (I)", "El reino de los castigos (II). 7 alternativas al castigo físico"

Os invito a compartir la imagen en las redes sociales. Educar en positivo es un arte que todos deberíamos practicar

viernes, 2 de agosto de 2013

7 claves para controlar las rabietas.


Revisando documentación para el próximo proyecto que vamos a realizar en la Asociación me encontré con un documento escueto pero muy claro dirigido a padres, madres y aquellas personas que trabajan con menores que se llama "Disciplina y Amor" elaborado por La Asociación Andaluza para la Defensa de la Infancia y la Prevención  del Maltrato (ADIMA) con el fin de enseñar modelos de crianza alternativos al castigo físico.  Pues revisando este documento me encontré con un pequeño recuadro resumen sobre como abordar las rabietas el cual me ha inspirado para esta entrada. 

Seguramente habréis leído entradas anteriores como "Me monta una rabieta en el centro comercial", "Pega a los niños en el parque" o "Se escapa corriendo por la calle".. Pues bien, todas ellas y la mayoría de las entradas de Qué hacer cuando... que tienen que ver con las rabietas se inspiran en los siguientes puntos educativos que me gustaría compartir con vosotros/as:


  • Las rabietas son algo normal. Lo que no es normal es cómo las afrontamos nosotros los adultos en ocasiones.  "no te pongas nervioso!","he dicho que no grites" (gritando nosotros), "me pones de los nervios". Las rabietas son un comportamiento  normal en los niños/as, sobre todo en  los más pequeños.
  • Prevención es la clave. Por ejemplo evitar aquellas situaciones y circunstancias que puedan facilitar la aparición de rabietas, como hambre, sueño, etc, Establecer normas claras y cumplirlas. Avisale con tiempo cuando vaya a producirse algún cambio de actividad para que pueda prepararse y hacerse a la idea.
  • Detén la pataleta antes de que empiece. Por ejemplo proponiendole un cambio de actividad.
  • Ofrece alternativas. Dale opciones para que elija: "¿qué prefieres recoger primero tu habitación o los juguetes del comedor?"; en vez de darle ordenes "recoge tu habitación".
  • Si se produce una rabieta deja que el niño/a la solucione. Los niños/as tienen más recursos de los que pensamos.  
  • No accedas a sus demandas. Si eres tu quien lo calma ya sabes que él va a entender que debe llorar para que tu accedas a sus deseos. 
  • Cuando se le pase la rabieta y haya  cambiado su actitud, espérale con un  abrazo o un beso. Con esto sabrá que mamá o papá sólo aprueban los momentos en que no llora.   

Seguramente habréis visto el siguiente video que voy a poner a continuación pero la verdad es que no me canso de verlo. ¿Qué sería el ser humano sin alguien a quien llorar? Cómo siempre os pido que compartáis y difundáis la entrada si os gusta y si creéis que puede serle útil a otros padres y madres. Lo podéis hacer con los botones que encontraréis debajo del título.