martes, 15 de octubre de 2013

Pautas: hablar con el colegio sobre el bullying

Con esta entrada me gustaría cerrar el ciclo de entradas sobre el Bullying. Anteriormente ya explicamos cuales son las "Claves para detectar el acoso escolar" y cómo hablar sobre esto con tu hijo/a ("Se meten con él en el cole"). Sin embargo no podemos quedarnos ahi, en el acoso escolar hay un tercer protagonista, que es justo el contexto en dónde se produce, el centro educativo. Cuando se esto sucede es importante hablar con el centro escolar (profesores, jefe de estudio, tutores, etc.) y  tener en cuenta los siguientes puntos para que esta intervención sea productiva y favorable para todas las partes:


  • Antes de ir al colegio haz una lista con todo lo sucedido, quien estuvo implicado, a qué hora sucedió, qué niños/as fueron testigos, todo lo que tu hijo/a pudiera haber hecho para provocar el incidente y si es un hecho aislado o es uno más de de una serie. 
  • Pide una cita con el tutor o con el jefe de estudios, no vayas al colegio sin avisar ni de forma precipitada. 
  • No culpes al colegio ni a los profesores, recuerda que ellos/as son probablemente los últimos en ser conscientes de que la situación de acoso que está sucediendo en su aula. Lo más lógico, y así sucede en general,  es que el centro escolar  se muestre abierto a esclarecer las situaciones de acoso y a ayudar a tu hijo/a.
  • Es importante que tu actitud sea de colaboración no de exigencia. Haz entender a los profesores y tutores que estás dispuesta/o a ayudar, ellos harán lo propio contigo y tu hijo/a. 
  • Se paciente y dale tiempo al centro  para tomar medidas y afrontar el problema. Sin embargo sí que es importante que permanezcas en contacto con ellos y que acuerdes citas periódicas para hablar sobre cómo la situación de acoso se resuelve y si da resultado.  



¿Qué hacer si las cosas no mejoran?

Haz un diario con las situaciones de acoso. Escribe cada incidente tan pronto como pase, con la fecha, lo sucedido, quién lo hizo y quién lo vio. También apunta que consecuencias o efecto tuvo en tu hijo/a, si se lo ha contado a alguien, qué le dijeron y si ha tenido repercusiones posteriores. 

Avisa al colegio cada vez que se produzca un incidente. Apunta lo que dícen y qué efectos tienen las acciones tomadas para solucionar el problema: Si tu niño/a resulta herido haz fotografías y ve al médico (o a la policía si el hecho es muy grave). Los centros escolares tienen recursos para afrontar la situación, desde una advertencia a otras medidas a tomar con el acosador o los padres de el/ella. 

Sólo en el caso de haber realizado lo anterior, si ves que las medidas que se han tomado no surten efecto y la relación con el centro se deteriora,  no desistas. Acude a un organismo superior (ej. Consejería de educación) que ellos te informarán sobre los pasos a seguir y qué hacer. 



Tened en cuenta que el bullying o acoso es un problema en que hay varias partes implicadas y requiere una coordinación entre todos para poder parar este tipo de situaciones que sólo promueven relaciones de abuso y de poder. Si sumamos fuerzas se puede construir una sociedad mejor para nuestros niños/as.



Fuente: Adaptado de "What to do if your child is being bullied" Bulling UK. [Acceso Octubre 2013]